diumenge, 21 d’abril de 2013

Carta a Rafa Benítez d'Elvira Roda

·
Hui publiquem la carta escrita per Elvira Roda que membres d'Últimes vesprades a Mestalla tingueren ocasió d'entregar a Rafa Benítez, juntament amb un exemplar del nostre llibre, en agraiment per la seua participació en la nostra iniciativa escrivint el pròleg.
·
·


Valencia 04 de abril de 2013

Para Rafa Benítez y su familia

Muchísimas gracias por su apoyo. Quisiera poder escribir la carta que se merece, pero escribo esto a tandas porque estos días me encuentro regular de fuerzas físicas (cabeza aturdida). 

Muchísimas gracias por su tiempo. Es muy importante para mí que usted haya podido participar de este libro y darle ese encanto. 

Además por supuesto, agradecerle esos maravillosos años que nos pudo regalar de un equipo en todo su esplendor. (He de confesar que tuve que leer sus líneas en distintas tandas porque me saltaban las lágrimas). Realmente fueron increíbles tantos momentos… Creo que a estas alturas usted ya puede percibir ese feedback de felicidad que trajo a esta ciudad… y es que fue tan grande su labor, tan inolvidable, nos devolvió tanta ilusión… era esa alegría que inundaba Mestalla y se trasladaba a nuestros hogares, nos acompañaba luego a cada uno en nuestros trabajos, en nuestra vida diaria… algo había cambiado, era más fácil sonreír, era más fácil creer que eso y tantas cosas si eran posibles… Ya ve, gracias a Usted Valencia entera respiraba de otra manera… 

Creo que los seguidores de ese renovado Valencia CF, interiorizamos esos saltos de entusiasmo de… de haberlo conseguido… y del campo lo trasladábamos a nuestros momentos personales cotidianos difíciles… y éramos más capaces de afrontarlos y seguir adelante, era más seguridad, confianza… Si, está claro que habían días de sufrir pero teníamos la sensación de que podían ser más esos días de pequeñas victorias resultado de la ilusión, esfuerzo trabajo bien hecho,…y además ya podían ser realidad las grandes victorias.
Cómo no vamos a alegrarnos tantísimo cada vez que vengan a esta ciudad usted y su familia, usted se merece el mejor homenaje y aplauso pero lo más valioso que tiene aquí es el cariño de los valencianos que se quedó ya grabado por esa felicidad inolvidable. 

Para que comprenda mejor lo que supuso su labor, recuerdo un día de lluvia un partido Valencia –Barça, tarde gris, fría, desapacible… fui sola con el pase de mi hermano. Partido de sufrir… y derrota….Recuerdo bajar aquella rampa en espiral pensando: “qué sentimiento se nos queda a los seguidores de este equipo, de derrota de tristeza…los que hemos venido hasta aquí con este frio y lluvia nos vamos tan apesadumbrados… ¿Cuándo nos dará alegrías de verdad este equipo,… si mi abuelo estuviera aquí también estaría de chafón… menos mal que no ha venido mí hermano hoy ,menos mal…”. Recuerdo muy bien aquellos pensamientos y lo que significo el cambio con Rafa Benítez, que el sol regresara, y que esos campos se bajara con ilusión, con emoción,… creo que nos sentíamos capaces fuertes,… Gracias. 

Ahora, después de estos años, a todo le encuentro mayor y mejor sentido. Aquellos momentos de felicidad de saltos y abrazos a mis padres a mi hermano a mis amigos cuando celebrábamos un gol…, me dan fuerzas (para seguir adelante, para poder volver a hacerlo algún día), y me hacen sonreír,… la huella está ahí .
Me han pedido que le escriba unas líneas comentándole como estoy y esto me cuesta. Prefiero hablar de su obra, en el futbol. Intentaré ser breve. 

Esto me vino de repente, hace más de nueve años. Yo era muy activa y me gustaba implicarme en distintas cosas. En fin de repente todo cambio. Fue difícil entender y aceptar… no poder estar con los amigos, no poder trabajar, de repente depender para todo de los demás, no poder estar con la familia y tener que ir a vivir sola y aislada… porque una fragancia, de jabón, de aseo personal… era una barrera química que nos separaba… Sinceramente lo que peor lleve fue no poder ver ni siquiera los ojos de mi madre, ni poder sentirla cerca cuando más la necesitaba (estuve dos años con las corneas muy dañadas y a oscuras), Hubo momentos muy complicados y esto no me gusta recordarlo pero ahora me esfuerzo en intentar trasmitirle algo, para que comprenda que los años han sido difíciles con tropiezos pero esas pequeñas sencillas victorias diarias nos dan empuje. Quizás en algún lugar de mi interior creo firmemente que igual que esta pesadilla llego de repente un día, igual un día llegue que se haya ido otra vez así, casi de repente.
Esto es un poco complicado, hay días más fáciles que otros. Intento mantener la perspectiva, intento mantener en mi mente y corazón ser feliz cada día con lo que sí puedo hacer y los momentos tesoro, que sí puedo compartir con unas distancias y limitaciones con los que más quiero, también sueño en poder hacer pequeños y humildes gestos en un futuro (, poder ayudar a otros enfermos de S.Q.M.), cada día intento apuntar breves notas de cosas que quisiera hacer para ayudar, pero básicamente mi motor es poder llegar a estar con quienes quiero. Lo que peor sigo llevando es que siento a mis padres , hermano , familia y entorno agotados de esta situación…, estamos nueve años ya desde que me puse mal y ver a quienes quiero sufrir por mí no lo llevo bien. 

Cuando hice un tratamiento en EEUU, en el 2007 mejore mucho, fue un gran empujón, al no continuar con el tratamiento a mi vuelta a Valencia empeoré, desde el 2009 y gracias a la ayuda de todos los de alrededor, estoy cada año un poquito mejor, gracias a que puedo llevar un tratamiento de sueros, vitaminas, minerales, aminoácidos,… etc, etc, no es lo mismo que en una clínica especializada, pero es lo que puedo hacer aquí. …y resulta muy caro, ahora estoy pendiente de la operación de un mioma, que por mi estado de anemia aún no me pueden realizar, después querría ir a una clínica especializada si me siguen ayudando quizás pueda ser.
Al ser la Sensibilidad Química Múltiple una enfermedad ambiental nueva la Administración Pública, no ofrece ninguna asistencia ni protección por total desconocimiento o por falta de voluntad. 

Me siento muy afortunada por toda la gente que me quiere y me arropa pero viviendo sola en esta casa me siento que no correspondo inspirando alegría porque cuando pasan por delante de casa miran las personas con semblante triste y me da mucha pena. Quisiera poder estar bien y poder trasmitir alegría lo primero y a la vez ayudar. Y esto es tan lento, y tan eterno que parece que no acaba nunca, lo mejor es no pararme a pensar… es difícil de explicar… 

En fin termino con lo importante aquí, muchas, muchas gracias, por estar ahí, por su apoyo, el de usted y el de su familia. Es inmenso para mí. 

Y me quedo con esa imagen de todos sonriendo y esos abrazos en esos momentos maravillosos de celebraciones en Mestalla, con la música de “We are the champions”, o del Libro de la selva oso Balu, con esa música sonando en el campo, y todos los corazones compartiendo ese sentir. Gracias. 

Siento haberme extendido, tengo la cabeza aturdida, me cuesta concretar. 

Un abrazo muy fuerte para usted Rafa Benítez, para su mujer y su familia.


Elvira Roda Llorca
Aficionada al Valencia CF
Afectada por el síndrome de la Sensibilidad Química Múltiple
·

2 comentaris:

Anònim ha dit...

No se puede añadir nada más a esta preciosa y a la vez desgarradora carta.

Esperanza. Fuerza. Voluntad.

Amunt Elvira.

PEPELU

Anònim ha dit...

Crec que puc parlar per tots els qui tinguerem la sort de poder portar-li la carta d'Elvira a Rafa Benítez . Un autèntic plaer haver pogut ajudar a fer més visible la dificultat per la que està passant Elvira i la seua família.
Tot el que es puga fer serà sempre poc.

Josep Bosch