dilluns, 3 d’agost de 2020

CARTA A LOS EXFUTBOLISTAS DEL VALENCIA C. F.



Nos dirigimos a vosotros en un momento de extraordinaria complejidad para el futuro del club de nuestra vida, que también es el de la vuestra. 

Es posible que algunos cuestionéis quiénes somos nosotros para pediros según qué cosas, pero nos vemos en la necesidad de haceros partícipes de nuestros desvelos.

Somos un grupo de aficionados que lleva largo tiempo intentando sensibilizar a la afición respecto a la deriva en la que se encuentra el Valencia C. F. Os respetamos por vuestro servicio al VCF en los terrenos de juego. Os hemos animado en los buenos y en los malos momentos y consideramos que sois una parte muy importante de este club. No solo de su pasado, sino también de su futuro. Estamos seguros, por tanto, de que vamos todos en el mismo barco. 

Nos interesa enormemente el papel que podáis jugar en un contexto que cada vez está más cercano. Estamos, sin duda, a las puertas del episodio más importante de la historia de nuestro Valencia. Nos encontramos en la antesala de la disputa entre un fondo inversor que no nos respeta lo más mínimo y el legítimo anhelo de la afición por retomar el control de la entidad. 

No va a ser fácil, pero somos muchos los que nos hemos conjurado en unir a la masa social valencianista frente a los especuladores de la actual propiedad. Por eso, queremos pediros solidaridad hacia ese movimiento para recuperar el Valencia C. F. que se está gestando. Un movimiento que ya podéis percibir, bien vivo, en las espontáneas rebeliones del aficionado, pero que está pendiente de tomar aun una mayor consistencia. 

Nada nos desagradaría más que vuestra utilización como munición contra la afición. Nadie puede ignorar ya a estas alturas cuál es la catadura moral de la gente de Meriton. Van a intentar usaros como escudos humanos para tapar sus habituales tropelías. Lo han hecho muchas veces y lo volverán a intentar (también con los seguidores, empleados y medios de comunicación). Por nuestra parte, os solicitamos que no os prestéis. 

Comprendemos que hay contratos y compromisos por cumplir. Tenemos claro también que nadie os puede quitar vuestro derecho a la libertad de expresión. Pero estamos en un momento crucial para la supervivencia del Valencia que nos legaron nuestros mayores y no nos podemos permitir dar a los sátrapas ningún balón de oxígeno. Ante el naufragio moral de la entidad en todos los órdenes (desde el deportivo al social), ponerse de perfil ya no es una opción, por lo que apelamos a vuestra conciencia para que actuéis con altura de miras. 

Os lo rogamos miles de aficionados que estamos hartos de la humillación sistemática de la propiedad. Nuestro pesar –no lo dudéis- va mucho más allá de una eventual mala clasificación en la Liga. La naturaleza irrehabilitable de la propiedad está fuera de toda duda. No pensamos en un futuro con Meriton porque no hay futuro con Meriton. 

Es este, por consiguiente, un llamamiento a vuestra empatía. No solo con nosotros, los aficionados. También deseamos que os pongáis en la piel de esos futbolistas que, el día de mañana, serán, como vosotros, exjugadores. Pensad en si merecen que unos jefes tan autoritarios y arbitrarios como Lim y Murthy lastren sus carreras (en la vida no todo es el dinero) con premeditación y alevosía. 

Nosotros lo tenemos claro. Siempre al lado de quienes lloraron y rieron con nosotros en la Copa del año pasado y enfrente de los que la despreciaron (que es tanto como menospreciar nuestra historia). 

Abrimos aquí un pequeño paréntesis para agradecer sinceramente la implicación con nuestras reivindicaciones demostrada por parte de dos leyendas de la entidad como Mario Alberto Kempes y Santiago Cañizares. 

Nos despedimos reiterando nuestro respeto por vosotros y esperando que, como sabemos que también os duele el Valencia, estéis a nuestro lado en este tan difícil como ilusionante objetivo: recuperar un Valencia C. F. del que poder seguir sintiéndonos orgullosos.

PER UN VCF LLIURE, UNIM-NOS! AMUNT VCF!


1 comentari:

vicente ha dit...

Me parece perfecto, pero mientras no haya nadie que venga con el dinero ya podemos unirnos que no lograremos nada, bueno se podría conseguir como hizo la afición de el Betis , que logró que Lopera no volviese a entrar en el estadio . Pero lo demás sin dinero es otra demagogia, por cierto no quiero a nadie de los antiguos gestores detrás de este movimiento porque inmediatamente la afición se dará cuenta que solo quieren seguir mangoneando de nuevo al club . Un saludo y a ver qué sucede