dijous, 5 de novembre de 2009

Xafant Mestalla. Real Zaragoza CD: Andoni Cedrún

·
Me alegró mucho la llamada de los amigos de “últimes vesprades a Mestalla” pidiéndome una colaboración en su blog con mis impresiones y sensaciones sobre el campo del Valencia, porque lo cierto es que Mestalla es uno de esos campos de los que guardo buen recuerdo, tanto a nivel individual como por los equipos con los que he jugado. Mestalla ha sido para mí, casi siempre, un campo talismán.

Puedo decir que debuté en Mestalla a lo grande, empatando la temporada 80/81 con el Athletic entrenado por Iñaki Sáez, enfrentándome al gran Mario Alberto Kempes, y que me despedí también de forma brillante con el CD Logroñés en un partido que ganamos 0-1 en el que Romario falló un penalti.

Sin embargo también tengo uno de mis peores recuerdos como futbolista en la final de Copa de la temporada 1992/93 que perdí 2-0 con el Real Zaragoza contra el Real Madrid, ya que toda la presión que se hizo en su momento para que el Madrid ganara esa Copa después de perder varias ligas seguidas se reflejó en el arbitraje de Urío Velázquez.

Hablando de finales de Copa, tuve ocasión de disfrutar del ambiente de la final del 2009 entre el Athletic y el Barcelona.

Y es que ambiente nunca ha faltado en Mestalla. La afición del Valencia me recuerda a la del Zaragoza: es una a afición dura, pero fiel. Siempre llenaba el campo, daba igual si el equipo rival fuera el último de la tabla.

Puedo decir que el Valencia es un equipo que me ha llamado la atención, que me ha sido simpático: desde siempre me ha parecido un equipo elegante, vestido con un blanco diferente al de otros equipos. Puede parecer una chorrada, pero recuerdo que sus segundas equipaciones y los chandals también me parecían elegantes.

Y qué decir de los grandísimos porteros que han pasado por el Valencia. Tengo recuerdos Abelardo cuando era niño e iba a San Mamés: era un portero rapidísimo, un felino. Después, durante muchos años, el Valencia ha tenido grandes porteros como Sempere, que vino del balonmano, Ochotorena, Zubizarreta, Cañizares y ahora mi buen amigo el Coyote, César, que es un porterazo como está demostrando otra vez.

Sobre grandes jugadores el Valencia tiene mucho que decir, pero yo recuerdo especialmente una anécdota con Mijatovic, que me advirtió que si me adelantaba me iba a marcar un gol desde el centro del campo, y lo intentó, sólo que el balón dio en el larguero.

Los mejores recuerdos, como no, son las victorias, en las que casi siempre tenía un papel protagonista el “Paquete” Higuera, como muchos valencianistas no habrán olvidado. Y recuerdo un partido impresionante el año en que Rijkaard jugó cedido en el Real Zaragoza.

Una cosa que siempre me llamó la atención es el frío y la humedad que se sentían en los vestuarios, y más si pensabas que estabas en Valencia, un sitio cálido. Puede que sea la influencia de la acequia que da nombre al campo…

¡Y qué decir de la banda de música! Uno se tenía que poner firme cuando estaba calentando y la banda pasaba por su portería. Desde entonces “Paquito el Chocolatero” siempre me recuerda al Valencia.

Y siempre me pareció muy curioso la cantidad de naranjas que había sobre el césped arrojadas por el público, sobre todo que había muchas más en la parte de la izquierda (saliendo desde el túnel) que en la derecha. Alguna vez me pregunté si los de la derecha eran más de bocata…

Pero no quiero acabar sin mencionar a alguien que para mi es un icono de Mestalla y el propio Valencia. Lógicamente estoy hablando de Espanyeta. En mi opinión esta persona representa todos los buenos valores que puede tener el Valencia: respetuoso, divertido, jovial, sufridor, trabajador, alegre, triste… Sin duda un todo un personaje sin el cual Mestalla no sería igual.

Con todo lo malo que tienen las crisis, ésta al menos está dejando a los valencianistas disfrutar unos años más de su vieja casa. Espero que así lo hagan.

Un saludo.


Andoni Cedrún
Futbolista del Athletic Club, Cádiz CF, Real Zaragoza CD y CD Logroñés
·

15 comentaris:

Anònim ha dit...

Impagable y magnifico testimonio de un portero de los de antes, que siguió los pasos de su padre Carmelo, me llamaba mucho la atención su sinceridad y la nobleza que solo existe en la tierra vasca.

Una carrera difícil, mantener el listón de su padre y estar a la sombra de Zubizarreta, y aún así consiguió encontrar su hueco en el R.Zaragoza.

Lo del "Paquete Higuera" merece un capítulo aparte, pues nos fastidió varias temporadas seguidas en Liga y Copa.

Ojo al nombre de guerra "COYOTE" César.

Gracias amigo Andoni.

PEPELU.

Anònim ha dit...

Recuerdo el partidazo de Rijkaard. ¿Puede que fuera su debut?. Por supuesto, imposible olvidar la pesadilla que nos supuso el "Paquete" Higuera.

Excepcional colaboración. Gracias Andoni.

V. Chilet

kawligas ha dit...

Si hubiera sido tan buen portero como persona, habríamos tenido a una leyenda del fútbol español. ¡Grande Cedrún!

Anònim ha dit...

Menudo Zaragoza aquel que más de una tarde nos amargó, entre el paquete Higuera y el buen hacer tuyo, Andoni.

Y sorprendente el dato del debut, la verdad, nada más y nada menos que contra una delantera formada por Mario Kempes y Fernando Morena, casi nada.

Muchísimas gracias, andoni, por aportar tu granito de arena al homenaje que se merece el viejo Mestalla.

Anònim ha dit...

Nunca olvidaré ese partido, el de su debut. Fue el último de Kempes en su primera etapa y la gente estuvo cruel con Mario. Fue antes de fallas, un domingo plomizo y gris, y la victoria era esencial para seguir optando al título. Cedrun hizo un partido soberbio, maravilloso, increíble. Lo paró todo y hubo 0-0 final. Ese día salí llorando de Mestalla.

Por eso nadie entendió que meses después el Athletic de Clemente se presentara en Mestalla con otro portero. Un tal Zubizarreta al que ese día le metimos 4. Un rotundo 4-0 con gol incluído de Welz (81-82).

Por cierto, excelente testimonio. Muchas gracias.

BT

La Ranita de La Fuente Lagar ha dit...

El mejor testionio de jugadores que han pisado Mestalla. Andoni Cedrún es una gran persona, ya lo intuía, ahora me lo ha demostrado.

Anònim ha dit...

Que gran testimonio de un futbolista que ha chafado muchas veces el cesped de nuestro Mestalla. Una voz autorizada.

Gran tipo Andoni, además de gran portero.

Muchas gracias.

Un saludo
Jose Miguel Lavarías

Anònim ha dit...

Andoni aporta un dato capital en la historia de Mestalla: el lanzamiento de naranjas. Exige un post.

BT

Anònim ha dit...

Y además se acuerda de Españeta, y dice que reúne todos los valores buenos que representa el Valencia CF. Me parece absolutamente brillante.

Un saludo
Jose Miguel Lavarías.

kawligas ha dit...

Una piedra más para apuntalar la gran personalidad de Cedrún: conoce el origen del nombre del campo, cosa que la guía del tour "Mestalla per sempre" nunca fue capaz de comunicar a los visitantes de nuestro querido campo de fútbol.

Mgb ha dit...

Bonito testimonio. Anímense con un post sobre las naranjas, sí. Abrazos

Happel

Oxímoron ha dit...

Pude ser testigo, aun antes de ser socio del VCF, de muchos de aquellos partidos que recuerda Cedrún por el zaragocismo de mi padre, ahora converso valencianista.
Aquella Liga de principios de los noventa estaba realmente estratificada y nosotros, después de los rigores del descenso, nos ubicábamos lejos del Real Madrid y Barcelona, cerca de esa escuadra de transición entre ellos y nosotros que era por entonces el Atlético de Madrid y por delante de dos equipos a los que Mestalla tenía un respeto especial, Sevilla y Zaragoza.
Los encuentros contra los maños siempre contaban con la presencia de un buen número de emigrados aragoneses en el graderío y con el temor de recibir al buque insignia Pardeza, al que el público llamaba "cabezón", y otros espléndidos jugadores que
también supieron sacar partido contra nosotros como Poyet, Higuera o Gay (gran protagonista de aquella frustrante vuelta de las semifinales coperas de 1993).
También os vi en aquellas eliminatorias de la vieja y añorada Recopa en las que no os costó mucho ganar a Gloria Bistrita y Tatran Presov.
A Andoni la historia le reservó una merecida noche de gloria cuando paró aquel penalti a Alejo en el Calderón, en una tanda de final copera que estaba destinada a consagrar al por entonces imberbe Cañizares.
Con tu porte y cabellerosidad nos haces acordarnos de otro Andoni, el que se ganó el aprecio de todos los valencianistas después de llegar como un fichaje muy controvertido.
No me extraña que en su día La Romareda quedara engalanada con aquella pancarta de Fondo Norte Andoni Cedrún.
Gracias por participar porque nos recuerdas unos valores que muchos vamos echando en falta en el actual fútbol!

Anònim ha dit...

Ya veo lo poco que se acuerdan de mi. Con Cedrún de portero en la portería del Zaragoza, servidor se hizo inmortal.

GALLOLO

Anònim ha dit...

Precisamente, una de esas naranjas, y justamente en el fondo que Cedrún reseña, el fondo norte, impidió una victoria del VCF ante el Madrid, os acordais ???

Un mano a mano de Nando con Buyo, pisó la naranja y se resbaló, en la 89-90.

Yo estaba en aquel fondo y no me percaté de la naranja hasta que lo ví en la tele a posteriori.

Un saludo
Jose Miguel Lavarías.

pepv ha dit...

Gracias por escribirnos Andoni¡¡¡

Recuerdo un memorable partido qeu hiciste en Mestalla. Era por los 90. Llevabamos tantos años sin ganar titulos, que cuando nos acercabamos a la cabeza de la tabla, ya cundia la euforia. Lo parastes absolutamente todo. Y con un gol de rebote, acabasteis ganandonos 0-1. Al finalizar el
partido, minetras tomabamos unas cervezas contra el mal trago aparecistes tú con una humidad digna de todos los elogios. Buscabas como un loco dècimos de loteria. Lastima que en la final del Bilbao y el Barça no te viera. Me hubiera encantado contarte esta anecdorta en directo. Una abrazo Andoni¡¡¡