dilluns, 10 de desembre de 2012

Agradecimiento

·
Amb motiu de la eixida a la venda del llibre Últimes vesprades a Mestalla, amb textos del nostre blog, tenim la satisfacció de publicar hui el text que ha escrit Elvira Roda Llorca, "la chica burbuja". Recordem que tots els beneficis de la venda del llibre es destinaran a donar suport a la seua lluita contra la síndrome de la Sensibilitat Química Múltiple, i que esta iniciativa ha estat possible gràcies a participació del València CF i la Fundació València CF, que han sufragat la edició, i a l'editorial Carena.
·
Elvira Roda (a l'esquerra en la foto) amb unba amiga 
en la final de Copa del Rei disputada entre el València CF i l'Atlético de Madrid 
a l'Estadio de La Cartuja de Sevilla el 26 de juny de 1999. 
·
 ·
Alejandro, Carolina, Isabel, Josep y todos los que habéis colaborado.


Agradezco muchísimo vuestro gran esfuerzo para conseguir que este libro salga a la luz, os doy gracias por intentar ayudarme a dejar atrás esta enfermedad, este aislamiento que durante años me ha tenido apartada de las personas y acontecimientos más queridos.

También quiero agradecer de un modo muy especial al Valencia CF, a la Fundació València CF y a la editorial Carena su desinteresada colaboración: sin ella no hubiera sido posible hacer realidad esta iniciativa.

Como este libro se dedica al Valencia CF os diré que desde muy pequeña, no solo por mi abuelo sino por toda mi familia, he sentido como mío este equipo. Son tantos recuerdos compartidos con los más queridos en torno a este Valencia CF... Quizás uno de los mejores la final de la Copa del Rey en Sevilla, donde fui con mi hermano y amigos: recuerdo que pinté a alguno que otro la cara en aquel viaje de tren... Fue un día tan lleno de júbilo, de emoción... Luego en el estadio los saltos, los besos, los abrazos... Tan cerca de quienes yo quería, tan fácil y tan felices...

Ahora quizás creo entender mejor el propósito de aquellos hombres que junto a mí abuelo, quisieron hacer realidad algo que sería más que un equipo, mucho más que un club: un grupo humano que fomentara los mejores principios. Creo que sentían de verdad que aquello con lo que soñaban y trabajaban en crear día a día era en verdad una buena razón para compartir más y mejor la vida con las personas que más quieres y exaltar esos valores humanos: compañerismo, generosidad, esfuerzo, entrega, unión, amistad...

Supongo que el balón y el juego era una excusa para despertar la pasión en nuestros corazones y compartir en familia y amigos un todo.

Doy gracias al Valencia por existir y a esos hombres que lo hicieron posible y a los que hasta hoy continúan para que siga esa esencia.

Estos años supongo que aprendí a priorizar ciertas cosas y a restar importancia a tantas. Parece que con tantos problemas en el mundo... hay tantas cosas sin sentido...

Estos años que viví en soledad mi cabeza y corazón lo ocupaban personas con problemas... y es curioso que, ya quedando tan lejos aquellos días en los que podía entrar al estadio, cuando escuchaba de lejos gritar "gol" en la calle, mientras yo respiraba cerca de la orilla del mar, me seguía alegrando como si el tiempo no hubiera pasado.

Por unos instantes ese "gol" me emocionaba porque me recordaba a cuando saltaba, reía o abrazaba a los míos. Son esos instantes que llevan a recuerdos del corazón que te ligan a otros más profundos y tan cargados de felicidad que es increíble, porque te mueve tanto, te reactiva tanto te dan tantas ganas de vivir...

Ahora sé que el propósito de mi abuelo y aquellos hombres se cumplió y se cumple cada día en cuanto a compartir el amor.

Lo dicho, mil gracias al Valencia CF y a todos los que lo hacéis realidad. Gracias por tantos momentos dulces y felices.

Gracias a todos los que estáis ahí y me ayudáis. Repito gracias por emplear tantísimo tiempo, tantísima dedicación, por demostrarme tanto y tan bien vuestro cariño. Vuestro libro es un gran regalo y vuestro mérito increíble.

Gracias también por dar a conocer mi enfermedad, la Sensibilidad Química Múltiple, enfermedad nueva, emergente, y ojala que con los esfuerzos de todos sea reconocida y tratada en España por la Sanidad Pública, como medida urgente de justicia y necesidad para los enfermos que la sufren.


Elvira Roda Llorca
Aficionada al Valencia CF
Afectada por el síndrome de la Sensibilidad Química Múltiple

12 comentaris:

Anònim ha dit...

Bueno yo no he colaborado activamente en que el libro salga a la luz, ese gran mérito y esfuerzo pertenece a otros, si que tengo la suerte de que designaran un post firmado por mi y que apareza en el libro, ya es más de lo que podría soñar, ese es mi pequeño granito que he aportado a tu causa.

Por un momento, leyendo tus palabras me he puesto sólo un poco en tu piel, y he sentido una sensación de inquietud, sobretodo no poder estar cerca de los seres más queridos o de las cosas má cotidianas, tangiblemente mis hijos, mi mujer, mis padres, mis hermanas, mis amigos... intangiblemente ir al cine, pasear por la ciudad, mi Valencia CF.... Uff difícil explicar lo que he sentido... mucho sentimiento.

Pero, también tengo clara una cosa, mientras esté la gente que te quiere cerca de ti, pensando contigo, ayudandote, sintiendo contigo... ese camino se hará más corto y menos doloroso.

Hace falta ser muy valiente y tener mucha fuerza interior para seguir día a día, estoy convencido de que saldrás adelante, desde esta pequeña ventana que me ofrece este gran blog, te deseo una pronta recuperación, y cuando llegue ese día me gustaría estar junto a tí para cantar y gritar ¡GOOOOOOOOOOOOOOL! en el viejo Mestalla.

Un abrazo.

AMUNT.

PEPELU.

Anònim ha dit...

Todo el sentido que a veces le negamos al Valencia se lo ha dado de un plumazo Elvira. Carta imprescindible. De obligada lectura. Habría que ponerla em la vestuario para que los jugadores supieran algo más del Valencia...pero sobre todo de la vida. Gracias Elvira.

BT

Anònim ha dit...

Un plaer i un honor haver pogut participat en un projecte com este.
Esperem que el llibre i la seua repercussió mediatica servisquen per a fer més visible a Elvira i, juntament amb ella, a totes les persones que pateixen enfermetats com la SQM.

Josep Bosch

Miguel ha dit...

Ójala se pudiera hacer más. Por mi parte, sólo puedo decir que por supuesto que compraré el libro.

Amunt!

Anònim ha dit...

Hago mías las palabras de Josep Bosch. Incidiendo en las palabras PLACER Y HONOR y en la voluntad de hacer más visible la problemática de Elvira.
Es encomiable que el espléndido libro de UVaM sea un libro de estas características. Su valor se eleva hasta el infinito.

Un saludo a todos.

Sergi Calvo

Juan ha dit...

Enhorabuena a todos los que habeis hecho posible esta magnifica iniciativa. La presentación del libro ha sido un acto lleno de emociones y sensaciones. Como comenta BT se le da sentido al Valencia de un plumazo. Gracias Elvira.

Anònim ha dit...

Un placer haber asistido al acto de presentación del libro. Comparto la emoción de Jaume Ortiz sobre Elvira Roda, a la vez que recordé con las palabras de Elvira Llorca, mis primeros días en Mestalla de niño cuando mi padre también me llevaba a ver al Mestalleta, mi primer equipo,y en casa, cerca de la radio, escuchando a Hernandez Perpiñá.

Excelente la introducción de Paco Lloret. Enhorabuena a todos.

Alfredo Cardona










David P.Montesinos ha dit...

Ánimos de corazón a Elvira y felicidades a todos los habituales de Últimes vesprades por el libro. Tiene una pinta estupenda y acabo de comprárselo a mi padre. Le ha alegrado muchísimo, y a mí también, por supuesto, la alusión al debate entre montistas y cubellistas que de alguna manera funda históricamente la pasión por nuestro club e hizo posible la construcción de Mestalla. Gracias por haberos acordado de mi abuelo, Arturo Montes, el primer gran nueve de la historia del Valencia y autor del primer gol que se marcó en Mestalla.

Me ha alegrado muchísimo la alusión, gracias en nombre de mi familia.

Anònim ha dit...

David, ahora en estos tiempos extraños de Messis y Cristianos Ronaldos, yo siempre vuelvo la mirada a los dos grandes pilares del primer Valencia campeón: Montes y Cubells.

Fran

David P.Montesinos ha dit...

Llevas razón, Fran, aquellos tiempos fundacionales tienen algo que resulta indescifrable en la actualidad. Creo que los clubs ingleses -pese a las derivas de la Premier en los últimos años- tienen un respeto reverencial por su pasado, o lo que es lo mismo, por sus señas de identidad. Aquellos tipos de la huerta que jugaban con botas, a veces con alpargatas, en campos de tierra, se nos muestran hoy en aquellas fotos antiguas como figuras jurásicas, pero fueron de verdad, vaya si lo fueron, y entendieron muy pronto que defender aquel escudo era bastante más que satisfacer sus egos.

Es curioso que fuera una polémica entre aficionados -montistas y cubellistas- lo que desencadenara tantas pasiones hasta el punto de hacer viable la construcción de Mestalla. Curiosamente los dos, Arturo y Eduardo, en contra de lo que a veces se ha supuesto, tenían una buena relación y se complementaban perfectamente con sus estilos contrapuestos sobre el terreno de juego. Desgraciadamente ya no quedan testigos directos para contárnoslo, tampoco imágenes de televisión, claro. Solo las fotografías y las crónicas. Hay algo formidable y ciclópeo en aquel primer Valencia; por ellos somos lo que somos.

Anònim ha dit...

David, tengo algo que me gustaría darte, escríbeme a este correo kawligas@cop.es

Fran

David P.Montesinos ha dit...

Gracias, Fran, ya lo he recibido, me hace una enorme ilusión.