dijous, 18 de juliol de 2013

¡Adiós, Mestalla!

·
Hui fa un més que es consumà la desaparició de la UD Salamanca. Amb eixa desafortunada circunstància hem volgut demanar-li un text al nostre col·laborador Ángel Martín Fuentes, editor del blog Desde mi grada vieja y autor del text El 10 de Kempes publicat al nostre blog i al nostre llibre. Des d'ací volem expressar la nostra solidaritat als qui, com Ángel, es troben davant una situació tan inimaginable com és la desaparició del seu equip: una forta abraçada.
·
Once de la U.D.Salamanca que se enfrentó al C.D.Mestalla en la temporada 51-52. 
Forman de pie de izq a dcha: Goyo, Gutiérrez, Tomás, Torres, Noreña, Paquito, Larrarte. Agachados de izq. a dcha: De la Mata, Fausti, Uroz, Urre y Herrero.
·
Siempre imaginé que en el interior de todo aquello (cosas, lugares, entidades…) que no tienen vida; descansan alojados sentimientos.

Sentimientos, seguro, que fueron contagiados a esas cosas por todas aquellas personas que formaron parte o se relacionaron de alguna forma con ellas a lo largo de los años y cuyas experiencias y situaciones vividas juntos, les fueron calando, igual que nos sucede a las personas con el paso del tiempo.

Así, las cosas “inertes” del fútbol no iban a ser menos, y pienso que los estadios y los equipos acumulan “dentro” sentimientos y hablan entre ellos, se cuentan cosas…

Estoy convencido, por tanto, que en este último mes, desde el pasado 18 de Junio en el que se dio el paso definitivo para la liquidación y por tanto muerte de la Unión Deportiva Salamanca, (equipo que siento mío y del que he sido socio desde niño) ésta, se ha ido despidiendo de todos y cada uno de aquellos equipos, estadios…a los que se enfrentó y por los que paseó su escudo durante los 90 años que la dejaron vivir…y que duró su historia.

Despedida a su manera, despedida desde ese corazón de lo inmaterial, transmitiendo el cariño trasladado por las personas, jugadores, socios y unionistas de corazón que la integraron desde 1923... y que acumularon su cariño en ella.

Gracias a los responsables de este Blog y con la oportunidad que hoy me brindan; a través de mi persona y modestamente; hoy le doy forma con este texto, a esa despedida que imagino de la Unión Deportiva Salamanca al estadio de Mestalla:

En ocasiones; la relación histórica entre un equipo grande y uno modesto, puede parecer escasa, incluso insignificante; una gota diluida en la descomunal historia y el descomunal número de partidos que de primera división y de competición europea contemplasteis los aficionados valencianistas; frente a las sólo doce temporadas que la Unión vivió en campos de primera.

Pero yo soy de los que piensa que en la historia todo tiene importancia y que cualquier suceso del pasado tiene su influencia en el futuro, por muy pequeño que el gesto parezca, incluso en la historia de un equipo grande.

Así, el vínculo histórico de la UDS con el estadio ché, más o menos relevante pues, según se mire; sumó 18 encuentros.

Los que reunió la UD Salamanca para medirse al CD Mestalla en cuatro ocasiones y otras 14 para enfrentarse al Valencia CF.

Fue allá por los lejanos 40 en tercera división cuando la Unión pisó por primera vez el estadio valencianista; junto con otras tres temporadas consecutivas en los años 50 en segunda división para enfrentarse al CD Mestalla; que como filial valencianista disputaba sus partidos en el estadio de la Avenida de Suecia.

Uno de los mejores equipos de la historia unionista, el de la 50-51, fue el primero que consiguió sacar algo positivo del estadio y el primero que batió las redes del mismo; con un gol obra de Loren; en el empate a uno final de aquel encuentro. Del mismo modo; que un año después, en la temporada 51-52; la coincidencia de grupo hizo que la UDS tuviera el privilegio de medirse en el mismo verde con el mejor equipo filial valencianista de todos los tiempos; aquel que sólo su condición de vinculado le impidió subir a primera.

Pasaron casi 25 años hasta la vuelta del conjunto charro al campo de la ciudad del Turia; y en aquella ocasión fue entonces por la puerta grande; aquel regreso al césped valenciano se produjo en 1975 para enfrentarse por primera vez de forma oficial al Valencia CF, en primera división y con las cámaras de TV en directo.

Salida al terreno de juego de la UDS, con Rezza y Sánchez Barrios a la cabeza, en la temporada 74-75 
para medirse al Valencia CF por primera vez en su historia en Mestalla con las cámaras de TV en directo.

Fueron catorce partidos en total en los que Mestalla recibió al club charro desde ese lejano 1975 hasta el día de hoy; catorce partidos que tristemente no aumentarán en número porque la Unión Deportiva Salamanca dejó de existir para siempre…dejando para el recuerdo muchos pasajes que quedarán en la historia, anhelada ya hoy por los unionistas, de un equipo pequeño, pero de corazón grande que tuvo el honor de jugar en Mestalla…

Así, los dos goles de Pepín en el debut charro en Mestalla en primera que contrarrestó en diez minutos los de Claramunt y Quino Sierra, el partidazo de Keita y Rep en la 75-76 y el gol de Planelles a D’Alessandro, el empate a cero en día de resaca fallera en el 77 y el gran partido de Juanjo, Alves y Pérez, el extraño penalti anotado por Albadalejo en el 3-1 de la temporada siguiente y el primer doblete de Kempes, el diluvio de Enero de 1979 con un Mestalla anegado que presenció un pobre 0-0 bajo aquel “Tambor de lluvia” y con TV, el gol de Diarte a sus ex en el 2-2 de la 79-80 y el empate final de Bonhof de golpe franco, el fallo de Antonio y el gol de Saura en el 80, el gol de Brizzola en el 82 en la goleada por 4-1, los dos partidos de vuelta en Copa del Rey en 1987 y 1995, el gol de Biota que metió el miedo en el cuerpo al estadio y que acercó a aquel equipo de 2ªB a la prórroga, los goles de Poyatos y Viola en el 96, la única victoria en Mestalla vestidos de morado en el 97 el día que se estrenaba el PPV con aquel cabezazo de Pauleta y el adiós de Roig a la presidencia del club o aquel último partido en el 98 y el gol de Angulo a Stelea… muchos y más, formarán juntos un capítulo en ese libro imaginario póstumo de la UDS dedicado a sus devenires en uno de los templos del fútbol español; en Mestalla.

Pero desgraciadamente la Unión no volverá a pisar vuestro estadio. Con la desaparición de un club que este año cumplió 90 años, se marcha un poco de mí, un poco de todas y cada una de aquellas personas y aquellas cosas que aportaron su granito de arena para forjar su historia y lamentablemente a los unionistas sólo nos quedará la memoria para honrarla. Nada ni nadie podrá sustituirla, aunque lo estén intentando tristemente sobre sus cenizas.

Dieciocho trozos de Mestalla, en forma de partidos, en forma de vivencias, en forma de sentimientos, también se fueron con la Unión hoy hace un mes, con la firma de su liquidación definitiva.

Hoy sólo me queda el consuelo de saber que la Unión desde ese cielo de los equipos donde ya descansa; se sigue despidiendo…hoy de ti; con un sentido:

—¡Adiós Mestalla!…

Y sí, sé que sigue recibiendo respuestas…hoy también de ti; con un hermoso:

—¡Adiós Unión Deportiva Salamanca!


Ángel Martín Fuentes
Socio de la UD Salamanca
FOTOS: Archivo de Loren Ruano, Libro Temporada 74-75 de Carlos Gil Pérez
·

10 comentaris:

Anònim ha dit...

Ánimo y hasta siempre, U.D. Salamanca!

Anònim ha dit...

Tremendo documento que nos acerca a la triste y dura realidad de otros equipos (tan mal gestionados como el nuestro), y representado, que a nadie se le olvide, por lo mas importante de un club...sus aficionados.

Mezcla de dolor y rabia.

Animo Angel.

PEPELU

Oxímoron ha dit...

Un abrazo para los charros. Mi primer VCF-Salamanca, el de la Copa 94-95. En el viejo GG, una pancarta por Vincenzo Spagnolo.

Anònim ha dit...

Tengo grabado a fuego el diluvio del 21 de enero de 1979. Partido televisado. Ese día estrenábamos localidad y la lluvia nos hizo pensar que era el momento perfecto. Unos goterones inmensos nos obligaron a volver a casa en el descanso. Terreno de juego impracticable y sólo Solsona sabiendo leer el partido. Después pusieron Kuntakinte por la tele. Ese lunes era San Vicente y no había colegio.

abrazos a todos los charros. Fui 2 veces al Helmántico y acumulé 10 goles en contra. Debo ser un caso único. 4-1 y 6-0. noviembre 1995 y abril de 1998.

BT

Anònim ha dit...

Un abrazo para Ángel y para todos los unionistas.
¡¡¡Amunt "Uñon"!!!

Josep Bosch

Anònim ha dit...

4-0 no 4-1

David P.Montesinos ha dit...

¡Quién lo diría! Aún me parece que estoy viendo a Daniel Solsona levantando el balón con un gesto técnico propio de un mago, convirtiéndolo en un pase con cierto sentido sobre un campo tan anegado que el partido parecía una broma. Yo creo que obligaron al árbitro a que se celebrara por que estaba la tele, aquellos partidos en directo del domingo a las ocho que luego era lo primero que comentábamos en clase el lunes. No siempre la Unión necesito la lluvia para fastidiarnos. Recuerdo aquel partido en el Helmántico, un calvario para Rainieri, que se la jugó con Campagnuolo. He oído decir que no todos los goles fueron tan culpa de éste como pareció entonces. En cualquier caso el gol aquél de Rogerio, del que luego poco se supo, es de los mejores que nos han metido nunca. También nosotros les pegamos algunas somantas, esto es fútbol, lo intolerable no es ganar o perder, lo que provoca escándalo es que una institución así se extinga.

Anònim ha dit...

Lo que más lamento es que todo lo que pagó el Valencia por Popescu no haya servido para que la U. D. Salamanca siga viva.

Fran

Anònim ha dit...

Y que decir de Pauleta...y aquel 0-1.

Ángel MF. ha dit...

Muchas gracias a todos los valencianistas que de corazón habeis leído e incluso habéis enviado mensajes al texto que con la pena de aquel aficionado que se ha quedado sin equipo escribí para este maravilloso Blog de sentimientos...Sé que volveré a Mestalla, desgraciadamente no para ver a la Unión medirse con el Valencia...pero ese día "virtualmente" os devolveré el abrazo que la Unión ha sentido, de todos vosotros.

Un saludo. Ángel Martín Fuentes.

http://desdemigradavieja.blogspot.com.es/