diumenge, 14 de febrer de 2016

La historia de Armando, o cuando el Blues de Chicago se encuentra con Amunt València!

·
·
Nací y crecí en los suburbios de Chicago en una familia de inmigrantes. Mi padre es de Guatemala y mi madre es de México. Mi papá es un valencianista desde joven y seguidor de su jugador favorito: Mario Alberto Kempes. También le encantaba jugar al fútbol y me transmitió esas dos pasiones. Un día, cuando yo tenía unos 7 años de edad, estaba viendo un partido del Valencia CF cuando Piojo López marcó un golazo. Fue el gol que marcó en la Liga de Campeones contra el PSV. Me quedé sorprendido y grité y animé como nunca ante un gol así. Ese partido fue el momento decisivo en el que mi padre y yo comenzamos a compartir la profunda pasión por el Valencia CF. Desde entonces he seguido religiosamente al Valencia CF.

En 2010 iba a comenzar mis estudios universitarios en la Universidad de Illinois en el campus de Urbana-Champaign y en abril de ese año, antes de que yo empezara mis estudios tras el verano, el Valencia CF anunció una gira por los Estados Unidos. Fue la mejor de las noticias: iba a poder ver al equipo que he apoyado desde mi infancia. Sin embargo, la gira no se concretó debido a problemas de calendario con los equipos. Aun así, confié desde un punto de vista optimista, en que el Valencia CF vendría algún día a los Estados Unidos. Comencé mis estudios universitarios, jugué un montón al fútbol y conocí a gente de todo el mundo. En el campus se me conocía como el chico que siempre llevaba camisetas del Valencia CF. Hubo un gran eco en el campus en relación con los estudiantes futboleros y pronto hice amistad con los poquísimos valencianistas en mi campus. Llegó el verano de 2012, acababa de terminar mi segundo año de universidad y escuché que mi querido Valencia CF, finalmente, consiguió algunos acuerdos con equipos para enfrentarse en en los Estados Unidos, aún con la oposición de la Major League Soccer (MLS). Sabía que había llegado el momento de poder ver a mi equipo. Dicho y hecho,  mi padre y yo hicimos un viaje por carretera desde Chicago a Houston, en Texas, para ver al equipo jugar contra el Dynamo de Houston.

En Houston mi papá y yo esperamos fuera del estadio durante horas y horas emocionados e inquietos con la idea de ver al equipo jugar y cumplir uno de nuestros sueños. Éramos los únicos que estaban por allí, aparte de los empleados del estadio. Hicimos unos carteles para el evento y los mostramos orgullosos. Todo esto llamó la atención de la gente del Valencia CF durante el partido y hablaron con nosotros acerca de filmarnos un video en el que habláramos de nuestro valencianismo y nuestros jugadores favoritos. En ese momento (y hasta hoy) yo era un gran fan de Vicente Guaita. Él me inspiró simbolizaba mi vínculo con mi padre. Guaita y su padre tenían un vínculo muy especial que me recordaba al que yo tengo con mi padre. Fue una enorme tragedia cuando su padre falleció y mi padre y yo queríamos darle todo el apoyo posible. Durante nuestras entrevistas hablamos sobre ésto. Estaba abrumado por la emoción cuando hablaba de ésto desde lo más profundo de mi corazón. Guaita lo escuchó y nos regaló su camiseta de entrenamiento. Fue uno de los mejores momentos de mi vida. Se me saltaron las lágrimas y abracé a mi papá. El partido fue genial y pude encontrarme con otros valencianistas de todo el país. Fue un gran partido y un gran día.

Pasaron unos meses y empecé mi primer año de universidad. Allí conocí a algunos estudiantes de Valencia y les conté mi historia. Ellos se sorprendieron mucho y me animaron a comenzar una Peña para todos los valencianistas de los Estados Unidos. Mis otros amigos en el campus me animaron también y me apoyaron al cien por cien. Así es como empecé la Peña Valencianista de EEUU (alias Penya Valencianista EE.UU. y Penya VCF EE.UU.). Empezamos contactando por la red con la gente que conocí en Houston (como Julio Silva y su familia) y aquellos que aparecían en vídeos de la página www.vcfplay.com de Houston y Portland (como Abdullah Ismail). Poco a poco fuimos creciendo y esto llamó la atención de otras personas (como el actual miembro de la junta Cesar Benoit). Desmond Morris de La Barraca me entrevistó acerca de la peña y mi historia como valencianista y su artículo ayudó a otros valencianistas a unirse a la peña como el actual presidente Guillermo Barreira.

Pasó el tiempo y poco a poco la peña fue creciendo, especialmente nuestra presencia en las redes sociales. En el verano de 2013, el Valencia CF anunció una nueva gira por los estados Unidos y el club contactó con nosotros para tener un evento exclusivo con el equipo en Nueva York. Fuimos al evento y nos encontramos con el equipo en persona. Fue un tiempo increíble, nos encontramos con Amadeo Salvo y le dimos una fotos enmarcadas de nuestro logo para darle las gracias por todo. Al día siguiente, antes del partido con el Inter de Milán, mi padre, mi hermano y yo fuimos a ver al equipo salir del hotel para ir al estadio y pudimos conocer en persona al ídolo de mi padre: ¡¡¡Mario Alberto Kempes!!! Pudimos hablar con él y nos agradeció por seguirlo todos estos años. Fue un sueño hecho realidad para mi papá. Después vimos a Vicente Guaita me firmó la camiseta que me dio el año anterior. En el partido lo pasamos de maravilla con otros miembros de la peña y además el Valencia ganó 4-0.

Luego empecé mi último año en la universidad. Era mi último año de estudios de grado de la Universidad de Illinois y mis padres querían hacerme un regalo de graduación. Mi mamá nos sorprendió al reservar un viaje a ¡Valencia! Fue el mejor regalo de toda mi vida. Le conté a Guillermo Barreira que me iba a Valencia y me dijo que se lo haría saber al club. El club nos invitó a mi padre y a mí para presenciar junto al equipo el derbi de la Comunidad Valenciana ante el Villarreal. Llegamos a Valencia y quedamos maravillados de lo hermosa que era la ciudad. Fuimos a Mestalla, estábamos exultantes de alegría pues nunca pensamos que veríamos el estadio. Un lugar  santo para nosotros. Vimos el partido y lo pasamos genial. El Valencia ganó 2-1. Después del partido nos reunimos el equipo y hablamos sobre nuestro valencianismo para la televisión del club. Fue un sueño hecho realidad y el mejor día de nuestras vidas. Al día siguiente nos fuimos a Paterna y vimos el entrenamiento y tuvimos un tour exclusivo por Mestalla. Siempre estaré agradecido por todo lo que el club hizo por nosotros durante ese viaje y todas las experiencias que disfruté. Después del viaje me gradué de la Universidad de Illinois.

Al año siguiente comencé mis estudios de postgrado en la Universidad de Illinois y me mantuve en contacto permanente con el club y la peña a través de la red. En el pasado mes de mayo el club pasó por Columbus, en Ohio, para un partido amistoso y con la colaboración del club organicé una reunión exclusiva con el equipo. Conocí a más valencianistas de todo el país y la peña se reunió. Pasamos de ser completos extraños a ser los mejores de los amigos. Incluso, el club nos dejó utilizar su cuenta de Twitter en inglés pata contar nuestras experiencias en el partido de Columbus. Fue un día para recordar.

Y hasta aquí la historia de cómo un chico de los suburbios de Chicago siente al Valencia C. F. como un sentimiento intenso y profundo en su corazón.


Armando Espinal
Penya valencianista USA
·

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Que gran història!!!!
Amunt!!!

Juan ha dit...

Mi maxima admiración a los valencianistas como tu y gracias por compartir este relato.
Amunt!!

Neófito ha dit...

Gracias por compartir tu historia con nosotros. Esperamos que el equipo nos dé pronto más alegrías.