dilluns, 2 de febrer de 2009

Cuando Mestalla también era un cine

·
A comienzos de la década de los 70, el fútbol sólo se veía en los estadios. La televisión era un reducto casi exclusivo del Real Madrid (como ahora pero a lo bestia), que ofrecía los partidos del club merengue para deleite del régimen. Sin pago por visión, cadenas que ofrecen fútbol a todas horas y partidos televisados, para ver al Valencia de los Abelardo, Antón, Paquito, Claramunt o Valdez había que ir a Mestalla.

No sé de quién fue la idea, pero la Liga 70-71 la vieron los valencianistas al completo. Sí, la liga de Di Stéfano en el banquillo, del gol de Forment ante el Celta y de la derrota más dulce del valencianismo en Sarriá. El caso es que, desde las primeras jornadas del campeonato, el cine Coliseum ofrecía completo, los lunes por la noche, el partido de liga que había jugado el Valencia fuera de casa un día antes.

El viejo Coliseum era un cine con historia. En él se celebraron mítines durante la Segunda República y la Guerra Civil, entre ellas una de Federica Montseny sobre la Comuna de París que figura en todos los libros de historia, sufrió una explosión durante una sesión, en julio de 1931, y, en la década de los 30, llegó a acoger veladas de boxeo o de catch, un deporte muy popular en Valencia hasta mediados del siglo pasado. Estaba situado en la Gran Vía de las Germanías, en la esquina de la calle de Castellón, cerca de donde actualmente se encuentran las oficinas de la agencia EFE.

Al Coliseum acudían cada quince días medio millar de valencianistas a disfrutar con su equipo. Poco importaba que los medios de comunicación hubieran dado cuenta del resultado del partido, de los autores de los goles o de cómo se había desarrollado el encuentro. La proyección empezaba con puntualidad, a las nueve de la noche, y el público la seguía como si el encuentro fuera en directo, Jaleaba los goles del Valencia, protestaba las decisiones arbitrales y hasta se lamentaba de las ocasiones malogradas. Como si el milagro del cine pudiera cambiar el resultado final del choque.

Hace unos años conocí por casualidad a la gente que filmaba aquellos partidos que ilusionaron a toda una generación de seguidores del Valencia. Me contaron que grababan los encuentros con dos cámaras, una general y otra a ras de suelo, que se situaba en la posición de los fotógrafos de la portería en la que atacaba el Valencia. Tras el encuentro, volvían a toda velocidad a Valencia para dedicar el lunes a montar las imágenes para que por la noche estuvieran listas para que los aficionados pudieran verlas en la pantalla del Coliseum.

Aquella experiencia sólo duró una temporada. El cine Coliseum cerró en 1972, comenzando la lenta eliminación de las viejas salas de proyección que han dejado a Valencia sin cines, más allá de los complejos multisalas. Ahora las televisiones ofrecen el fútbol en directo, en diferido, en resúmenes y con atención a los más nimios detalles. Ahora nadie celebra un gol del Valencia cuando ve un partido en diferido por la pequeña pantalla.


Paco Gisbert
Socio del Valencia CF
·

12 comentaris:

Anònim ha dit...

Genial,Paco Gisbert.

Nuestra memoria nos engaña y en ocasiones los recuerdos son inexactos y se rellenan los huecos vacíos que el cerebro tiró a la papelera de reciclaje y que con dificultad vuelven a la consciencia. Por eso, este entrañable título "Cuando Mestalla también era un cine", intenta escarbar en mi memoria con impresiones dormidas, como tantos recuerdos en Mestalla que no caben en ese "baúl" de antaño.
Y recuerdo a un chaval de 16 años en la cola serpeteante del Cine Coliseum, por la tarde (nunca asistí por la noche si mi memoria no me falla) con el miedo de que las entradas se agotaran.

El cine convertido en Mestalla. Resultaba chocante ver a los jugadores, en vez de a Jhon Wayne, a Charlot o a Claudia Cardinale. El partido en la pantalla gigante, desterrado el silencio formal de las películas. Una fiesta de alborotadores entregados a la causa de su idolatría.¡Goooool! Y el delirio en las butacas, ¡gol de Claramunt en el Camp Nou! y la locura tras el de Valdez 0-2. Indescriptible y atronador al ser una sala cerrada.
Estuve en alguna ocasión más, pero no recuerdo cual fue el partido.

Alfredo Cardona

kawligas ha dit...

Recuerdo muy bien el cine Coliseum. Allí entré yo con 5 ó 6 años para ver Peter Pan, llegando tarde, como siempre que era mi abuela materna la que nos llevaba al cine. No sabía lo que Paco ha contado y desde ahora mismo exijo a la Fundación que se haga con las cintas y las convierta en patrimonio de lo que en un futuro será el museo del Valencia. Magnífica aportación al blog, como no podía ser de otra manera.

Anònim ha dit...

Muy bueno Paco. He escuchado hablar mucho del Coli a mis padres. Lo máximo que yo me aventuré fue al Cine Junior a ver Emanuelle negra. En el tema del cine os aporto que Juan Andreu filmó resúmenes de los partidos del Valencia desde el año 1923, y se proyectaban en el Cine. Tengo propaganda de La Reclam de la época. Se llegó a filmar un Valencia-Barcelona del año 1925. Lamentablemente el fondo de Juan Andreu desapareció, y en la Filmoteca no consta ninguna filmación futbolística. Yo llegué a ir a ver resúmenes de partidos europeos a los Escolapios de Micer Mascó.

tempo è dolore

Anònim ha dit...

Gran post.

La liga del 71 tiene un plus.

Y bendita ingenuidad. Mi padre fue 5 veces al Ribalta para ver "arroz amargo" de S.Mangano creyendo que al final se le caería la toalla del todo.

Creo que este post introduce de alguna manera la relación con el Sparta de praga. ¿eh Miquel?

bar Torino

Anònim ha dit...

por cierto, no se pierdan el artículo de hoy de Enric Gonzalez en el país.

PEP ha dit...

Màgnific, el millor blog del valencianisme.

Anònim ha dit...

Fantástico Paco.

"Ahora nadie celebra un gol del Valencia cuando ve un partido en diferido por la pequeña pantalla". No sé puedo decir mejor. A los medios de comunicación sólo nos falta predecir, escribir y cantar en exclusiva en qué minuto se marcarán los goles. El misterio de ese privilegio jamás se lo robaremos al fútbol.

Para mi, incluso el propio Mestalla ha sido un cine. Así me parecía de pequeño, cuando íbamos cada verano al Naranja y, en general de pie, cenábamos y disfrutábamos la sesión de medianoche para ver a un joven y talentoso VCF que renacía de sus cenizas y verlo batirse en duelo ante artistas invitados del calibre de Ajax, Oporto, Fiorentina o Vasco da Gama como artistas invitados.

V. Chilet

Anònim ha dit...

Los de aquella generación esperábamos el fin de semana para ir al cine o a Mestalla. No había mucho mas. Los cines de barrio absorvían a los vecinos de la zona. En mi caso: el Savoy, Aliatar, Español y Colón, el Price como algo extraordinario. Los de estreno no entraban en el circuito. Nunca vi un partido del Valencia en cine hasta la eliminatoria del Arges Pitesti en el 78, ( colegio Calasanz). La liga 70-71 es inolvidable.Creo que en el cine Palacio ( calle Maldonado) en pleno barrio chino de la época también se ofrecían los partidos.
Lo que si recuerdo perfectamente es los partidos que hizo TVE en directo cuando el Valencia se convirtió en la sensación del campeonato: derrotas en Balaídos y Manzanares, victoria en La Romareda. En Mestalla los triunfos ante el Granada y la goleada al Ath. Bilbao con el memorable gol de Sergio desde el corner.
Años después en Canal 9 rescatamos las películas del primer partido en el Bernabeu y de la visita a San Mamés, ambos en color, junto a un resumen magnífico del triunfo sobre el At de Madrid en Mestalla. Lástima del resto como el del Camp Nou en paradero desconocido. Tengo amistad con Juan Andreu pero las cintas originales de muchos partidos se enviaban a Madrid y el no se quedaba copias. Una pena.
Enhorabuena sr Gisbert.
Un saludo a todos.

Paco Lloret

Neófito ha dit...

Aún tengo grabado aquel gran programa. Yo tenía 9 años y mi padre me avisó de que lo iban a emitir como conmemoración del 20 aniversario de la que por entonces era nuestra última Liga. Supongo que Paco se refiere a ese documento, al final del mismo aparecen unas imágenes impagables del vestuario y sonido ambiente en las que, si no recuerdo mal, los jugadores entonan el himno valenciano.
Yo tuve amistad con la descendencia de Juan Andreu, ya que íbamos juntos al colegio y estuve unas cuantas veces en su casa. Paco creo que jugó algún partido de fútbol-sala que otro con un amigo mío de esa época y familiar de los Andreu al que perdí la pista mientras jugaba en el Burjassot. Recuerdo que mi colega me comentó ese extremo, un saludo!

Francesc Fort ha dit...

Huit anys fa d'açò, però tinc novetats sobre els partits del Colliseum.


Els partits els gravava l'empresa "Novimag", creada per Lluis Miquel Campos, el de Tabalet. Anàven en cotxe fins l'estadi on es disputava el partit, i gravaven amb quatre càmeres de 16 mil·límetres. Un tal Ferrero de San Sebastián va tindre la idea. Les pel·lícules es revel·laven a Madrid i es muntaven a mà.

Les cintes es passaven al Col·lisseum, però arribaren a emetre's a localitats com Gandia. Una vegada passat el cicle comercial, les pel·lícules es regalaren al club. Però aneu a buscar-les, a vore si ningú sap per on paren.

Tota la història la publicaré a una entrevista a Lluis Miquel per a la tercera temporada de "La Represa", programa de ràdio que alguns dels participants coneixeu. Una salutació als amics ;)

Francesc Fort.

Paco Lloret ha dit...

Las películas se rescataron del club en 1989 cuando se puso en marcha TVV. Josep Vicent Aleixandre me encargó esa labor. Se encontraron los partidos del Bernabéu y de San Mamés íntegros y en color con comentarios incluidos. También un resumen a pie de campo del partido de Mestalla contra el Atlético de Madrid en color y sin sonido ambiente. Hablé con Lluìs Miquel para encontrar más material y después de una sorprendente casualidad rescaté el partido del Camp Nou con algunos fallos de montaje.
También aparecieron por Canal 9 unas grabaciones en un formato antiguo que se pudieron salvar gracias a un laboratorio de Lyon donde se cambiaron de formato.
Saludos cordiales a todos y seguimos en la búsqueda de tesoros.

Paco Lloret ha dit...

Los partidos salvados en Lyon son en blanco y negro de la temporada 73-74 alguno de ellos espectacular.