dimecres, 14 de gener de 2009

Nuevos horizontes

·
Muchos aficionados del Levante acuñan una frase que suelen promulgar con orgullo: "El levantinista nace, y el valencianista se hace". La propagan a los cuatro vientos, por regla general en bares y lugares hasta los topes de "xotos" con los que buscan iniciar un pique. También, por regla general, suelen conseguir su propósito. En esta ciudad, es sacar a pasear el tema del fútbol o de las Fallas para iniciar poco menos que una batalla campal dialéctica.

Tengo que confesar que no me gusta esa forma de pensar. Yo nací levantinista. Mi padre lo era. Mi tío lo era. Mi abuelo lo era. Nací en El Cabanyal, cuna del mundo granota, y quedé irremisiblemente marcado por ese sentimiento. No sé cuando la escuché por primera vez, pero es una frase que nos pega. "Forjados en el yunque de la adversidad". Toma ya. A ver cuántos aficionados se autodefinen de ese modo.

El caso es que siempre he sido abonado del Levante. Y accionista, desde que nací, cuando mi padre nos puso varias acciones a mi nombre y al de mi hermano. Pero llegó el momento de probar cosas nuevas. Hasta los doce años, el Valencia CF para mí era un completo desconocido. Era "el otro equipo de la ciudad". En mi colegio, cuatro amigos se juntaron: habían decidido sacarse el pase de Mestalla. Yo me uní. Inquieto yo, quería ver fútbol de Primera, ya que en aquel momento el Levante navegaba entre las turbulentas aguas de la Segunda y el lodo de la Segunda División B. "Un complemento", me dije, "así veo el doble de fútbol".

Y me saqué el pase, junto a mis cuatro colegas. Era la última temporada de Cúper. Las finales de Champions. Todo. Desde mi asiento en la fila siete del Gol Xicotet Baix, pude vivir algunos de los momentos más míticos de la historia reciente del valencianismo. El partido contra el Arsenal, con la exhibición de "Alieu" Carew. La noche mágica frente al Leeds. El debut de Zidane en España, con Albelda dándole hasta en el carné de identidad. Todo desde el Gol Xicotet, lugar al que acceder resultaba una auténtica tortura china debido a los dos millones trescientos mil escalones que había que remontar para llegar a mi asiento. A los trece, llegaba con la lengua fuera. Ya con dieciséis, se me pasaba en un suspiro.

Aquellos años de abundancia futbolística en el Camp de Mestalla me sirvieron, sobre todo, para entender al aficionado blanquinegro. Al pipero, al del puro, al del caliqueño, al del porrito, a la señora con la cara pintarrajeada tratando de parecer veinte años menor. A las parejas jóvenes de aficionados, el con la camiseta naranja y mordiéndose la uñas, ella tratando de que el chico le prestase más atención. Siempre cuento la anécdota de un crack que tenía en la fila de delante, que solía colar una petaca de whisky, y que en el partido contra el Leeds saltó sobre su asiento... hasta que lo partió por la mitad. Comenzó la temporada siguiente, ¿y creeís que el asiento era nuevo? Nanai. Cosas de Mestalla.

Uno de los mejores recuerdos que siempre recordaré de aquella etapa fue en el tan esperado derbi. Valencia-Levante. Enero de 2005. Yo, con mi camiseta del Levante, embutido en una chaqueta para que no me viese nadie. Mis amigos, gritándole a todo aquel que quisiera oír: "¡Eh, este es del Levante!" Sí, soy del Levante, pero no soy gilipollas, algo que cada día abunda más en los campos de fútbol. Hace años, llevar la camiseta de otro equipo en un estadio te valía un par de insultos. Ahora, la gente pega palizas.

Como no podía ser de otra forma, "palmamos". Pero me dio igual. Fue un sentimiento inolvidable. Y debo decir que aquellos que renuncian a apreciar al otro, aquellos aficionados del Valencia o del Levante que profesan odio al eterno rival se están perdiendo recuerdos como ese. Sí, soy del Levante. Pero el Valencia me cae bien. Esa era mi forma de pensar hace unos años. Y esa es mi forma de pensar a día de hoy, cuando la vida y mi profesión me han llevado por derroteros... curiosos. Así, mientras mi corazoncito granota sufre por la situación actual del club, sus problemas económicos, el desencanto de la afición... también lo paso mal cuando el Valencia pierde, o cuando algún jugador no me concede una entrevista.

Periodista, del Levante, y siguiendo al Valencia. Una situación que, me consta, no es única. Eso sí, os lo puedo asegurar: nadie tratará mejor al club que alguien que, antes que informador, ha sido aficionado. Ocho años en Gol Xicotet. Eso curte que no veas. Ahora viene un campo nuevo, más grande, más bonito, más todo. Pero me da igual: yo me quedo con mi Ciutat de Valencia... y con Mestalla. Con cariño, ¿eh?


Periodista anónimo valenciano
·

17 comentaris:

Anònim ha dit...

Muchas gracias por participar.

No recuerdo cuando *ME HICE* del Valencia CF. Debió ser en 1931 cuando mi abuelo llevó a sus dos hijos mayores (de 15 y 12 años) por primera vez a Mestalla en un viaje que se inició en matinal festiva en el puerto de Catarroja con esmorzaret de all i pebre (hay foto) y concluyó al filo del anochecer. Dos horas para ir y dos horas para volver. Los nanos se enamoraron de ese equipo que estaba a punto de subir a primera división. El abuelo ya no. Nunca le gustó el fútbol. Era taurino. Había nacido en 1893 en Benaguacil y desde los 3 hasta los 10 estuvo en un orfanato. A los 10, que se dice pronto, entró de aprendiz de panadero en una tahona de la calle Pintor Domingo donde amasó el oficio. Según contaba mi tío, al abuelo el fútbol le parecía cosa de maricones. Me consta que ya no volvió nunca más. Ni siquiera cuando el gran Asensi, amigo íntimo de aquel niño que ese domingo del 31' tenía 12 años, llevó al horno de la calle Cuenca (trozo de Patraix) la copa del 41'...mi padre, el benjamín, sólo tenía 2 años. Debió ser por entonces que me *ME HICE* del Valencia. Supongo que hasta ese día era del levante. O del Gimnástico. Como todos.

bar Torino

Lobo ha dit...

Mi padre, patraixero por más señas, fue jugador del Levante en los duros años de la posguerra en que tenían que ir a jugar con el bocata bajo el brazo. Creo que llegó a jugar en la 2ª división de entonces, pero no estoy muy seguro. Sí sé que no fue ninguna estrella, jugaba creo de lateral diestro, y fue del montón.

A pesar de ello mi padre era y fue siempre del Valencia, así lo conocí yo, aunque apreciaba a un Levante perdido por las categorías inferiores.

Así que yo no sé si nací o me híce del Valencia, pero el caso es que soy, como mi padre.

kawligas ha dit...

Para mí la dialéctica de confrontación entre el Valencia y el Levante siempre ha sido falsa. ¿Cómo pueden ser rivales equipos que desde los años 30 se han enfrentado en contadísimas ocasiones? A mí el Levante, ni fu ni fa. Me gustaría que estuvieran en primera para que el Valencia se ahorrara los gastos del desplazamiento, pero más allá de eso, me es indiferente, como lo fueron el Extremadura o el Mérida, incluso el Lleida. Y siendo periodista, animate a firmar tus escritos, hombre!!!

abiyu ha dit...

Yo me hice del Valencia C.F. porque mis abuelos vivían en la ciudad del Turia. Pero siempre quise que el Levante ganase sus partidos y me alegré cuando el Villareal ascendió a Primera División.
No sé porqué me imaginaba que el estadio del Levante estaba junto a la Nacional III (nada más lejano a la realidad).
No recuerdo haber sido de ningún equipo antes que del Valencia, aunque tenía un amigo que cambiaba cada cierto tiempo de equipo preferido, según estuviese o no de moda el mismo.
España es del Real Madrid y cuando vives en una ciudad de la Meseta sin equipo en la máxima división no ser del Real Madrid o en su defecto del Barça es poco menos que ser extraterrestre.
Las Noticias de tu equipo llegaban con cuentagotas, una pequeña reseña en el diario deportivo madrileño y madridista claro. En Televisión y radio más de lo mismo, Madrid, Madrid, Madrid.
Me siento orgulloso de haber defendido a mi equipo en el colegio, en la calle, de haber jugado tantos y tantos partidos entre amigos con la camiseta del Valencia.
Yo habría pagado por jugar en el Valencia.
Pero bueno, en cada partido que juego con los amigos me imagino que mi equipo representa un poco a mi Valencia C.F.

Jose Vicente Pascual Fuentes (Zamora)

abiyu ha dit...

La camiseta del Benfica es obvio que se debe a uno (Pablo Aimar) de mis dos ídolos futbolísticos y que vistieron la de mi equipo dándole muchas tardes de gloria . Del Valencia C.F. creo que en mi armario tengo sólo 14 ó 15!!

Nota ha dit...

Compañero Kawligas, para no importarte una mierda el Levante has entrado a saco. Manejas de primera el argumentario del buen fingidor de rivalidades inexistentes. Capítulo I: comparación con equipos extremeños; capítulo II: ¡Pero si no hay derbis!
Lo de los gastos es entrañable, un auténtico hincha está en todo.
Un saludo.

Anònim ha dit...

Me gustaría que hubiera más rivalidad entre el VCF y el LUD, rivalidad sana, bien entendida, pero la historia separó ambos caminos y sí, derbies son cuando nos enfrentamos, pero yo no los entiendo tan arraigados como otros del futbol español. Una pena. Creo que la ciudad de Valencia se merece dos equipos de primera permanentemente.

Un saludo
Jose Miguel Lavarías

Anònim ha dit...

A mi encantaría sentir rivalidad con el Levante... pero no la siento, por mucho que intentara meterme en ese papel cuando se produjo el ascenso azulgrana en 2005. Para nada un VCF-LUD me despierta el interés que siento en cada visita a Mestalla del Madrid, Barça, Atlético, Athletic... Ni me disgusta cuando gana, ni le deseo que pierda, es una cosa muy neutra...

En ese sentido, los damnificados y agraviados somos los xotos. Acuso desde "últimes vesprades" al Levante UD de haberme negado con su prolongada incomparecencia en primera la cultura del derby, tan especial en Londres, Liverpool, Buenos Aires, Roma...

V. Chilet

Anònim ha dit...

A mi no me cuadra q sea periodista, o a lo mejor no tendra la carrera. Pq si en el 2001 tenia 12 años, pues no me cuadra la edad

pd:el Levante ha sido toda la vida el rival del Mestalla, con eso se dice todo

Joan

ultimesvespradesaMestalla@gmail.com ha dit...

Arran algun dels comentaris al post, la redacció del blog vol manifestar que, tal i com afirma ell mateix, l'autor del post exercix la profesió de periodista en la ciutat de València.

Anònim ha dit...

Hay algo de mito en estas confrontaciones, pero en los primeros años de fútbol en esta ciudad hubo bastante rifi-rafe entre las aficiones.

En los años 60 llegué a vivir la rivalidad entre Valencia y Levante en Primera División con los hermanos Machado, Waldo y Wanderley, en el Valencia y Levante. Una rivalidad que duró muy pocos años. Recuerdo el año que subió el Levante a Primera. Por el camino del Cabañal al lado del Barrio San José cientos de coches, banderas y cantos que pasaban tras su victoria en Vallejo.
Es curioso, que no fue hasta años después, cuando trabajando en un ambulatorio en la Malvarrosa, un jubilado mayor me preguntó si era "xoto". El apelativo me era desconocido, pese a mis muchos años siendo del Valencia. La rivalidad, tiene algo más de leyenda que de realidad y mi cultura de enfrentamientos se reduce a aquellos años y a lo vivido esta década, que no es mucho.

Buena historia y oportuna, aunque no sea la banqueta visitant.

Alfredo Cardona

Luis Ponce ha dit...

El único interes de que el Levante este en primera es aumentar la cartelera de un fin de semana en Valencia, con el Levante en primera si el Valencia juega fuera puede verse un partido de primera, pero claro eso tendría interes para los turistas en todo caso, yo al contrario que el periodista pese a que vi en mi infancia mas de 300 partidos del Levante nunca he sentido el mas mínimo aprecio por ese club. La rivalidad es una milonga, tambíen me hace gracia el comentario de ir a mestalla con una camiseta del Levante u.d, como si eso fuera un riesgo...ja! Ponte una del Villareal y vete al estadio ciutat de Valencia...o mejor no lo hagas a no ser que vayas con Steven Seagal.

Neófito ha dit...

No me parece oportuna la alusión a las palizas en el fútbol cuando se habla de Mestalla, quizás uno de los estadios de la Liga en el que más tranquilamente pueda uno ver un partido con la camiseta del rival del local. Creo que estoy en disposición de afirmarlo después de haber deambulado por casi todos los sectores del estadio en los últimos 20 años.
Al margen de ese apunte, gracias por compartir tu relato.

sergi ha dit...

Ciertamente ya está casi todo dicho sobre la "IN"existente rivalidad unilateral entre VCF y Levante. quiero decir que por natural los valencianistas nunca hemos sentido un especial desprecio por el Levante, mientras que los levantinistas sí que nos han manifestado natural inquina. Me recuerda a cuando en los albores del floreciente antimadridismo, los madridistas afirmaban no sentir ninguna antipatía por nosotros...supongo que es más bien una cuestión de grandeza y odio del más pequeño hacia el grande que no es correspondido por el grande que ignora las inofensivas pataletas del humilde.

Por mi parte no siento especial rivalidad con el Levante, de hecho he acudido varias veces a Orriols, recuerdo todavía a Ramallo y los partidos aquellos en 2B. siento, eso sí, gran lástima por su desastre permanente en lo institucional, que, creo, es la losa fatal que impide su crecimiento como club y afición. Seguro que si el Levante mantuviera una política serena, muchos más valencianos se aficionarían a su club....Y a mi que me daría igual, por cierto.

Nací del VCF, en términos Harry Potter soy un "sangre limpia", que, además, siente un gran respeto y admiración por las historias y tradiciones de todos los demás clubes..

Es sólo un juego.
Un maravilloso juego.

Sergi Calvo
Socio del VCF

Anònim ha dit...

@kawligas: Por desgracia uno es joven todavía, y cosas como confesar de qué equipo eres, por mucho que en cada retransmisión o en cada artículo o cada vez que aparezcas en la tele seas lo más parecido a un suizo (por aquello de la neutralidad, y tal)... Pues chico, te cierra puertas, y te crea enemistades sin tú buscarlas. Eso sí, cuando tenga muchos partidos a mis espaldas, y sea Paco Nadal, podré decir bien alto que soy del Levante porque, directamente, me dará igual lo que piense la gente.

@V. Chilet: Es complicado llegar a Primera y crear una buena base de "derbis" y "rivaldad" cuando has tenido tantos años a un mafioso como Villarroel rigiendo los destinos de una entidad centenaria. En ese aspecto, te doy toda la razón: ojalá hubiésemos estado más tiempo en la élite para crear esa "cultura de derbi".

@Joan: Licenciado del año pasado, trabajando en un medio "serio" desde hace cuatro.

@Luis Ponce: Lo de la camiseta fue simplemente debido a que, tal y como está el futbol, repito, el FÚTBOL, no Mestalla, lo lógico hubiera sido ir al "gallinero" con el resto de granotas. En ningún momento he querido decir que la afición del Valencia sea violenta, al contrario, me parece (a su manera), la mejor de Primera. Pero en mi trabajo he tenido que vivir experiencias desagradables con campañeros de prensa, casi todas relacionadas con radicales (supongo que os imagináis a qué sector de Mestalla me refiero). Yo estaba allí. Y no me apetecía encontrarme con nadie que me fuera a dar un guantazo o a insultarme sólo por llevar la camiseta de otro equipo. Sí mi escrito da a entender una crítica a la afición del VCF, no era mi intención.

@Neófito: Idem con lo de arriba: hay gente muy "tronada" en cada campo de Primera, Segunda o Segunda B. En el mundo empresarial lo llaman "minimizar risgos". Yo lo llamo "sentido común". Pero en absoluto me he referido a la afición valencianista. Demonios, mi intención era escribir sobre el VCF desde el punto de vista de un granota al que, simplemente, le mola también el Valencia aunque no sea "su" equipo.

@TODOS: Gracias por los comentarios, cosas como esta web no tienen precio para cualquier valencianista. A ver cuando se ponen las pilas en el club y empiezan a llevar a cabo iniciativas parecidas!

Jorge ha dit...

Contestando a Sergi que ha dicho que actualmente había una rivalidad inexistente solo decirle que menos mal porque antes del derbi quemaron la palmera y la tienda del Levante y antes del partido hubo agresiones, sobre si aparte de la animadversión extrema si se quiere de los "ultras" hay rivalidad bueno creo que la rivalidad si que hay mas que nada porque como con el Villarreal cualquier derbi regional existe un cierto pique.

Blogger ha dit...

SwagBucks is the number 1 work from home site.