dimecres, 15 d’abril de 2009

La temporada sin X

·
Desde el 24 de Marzo de 1963 y tras igualar en Mestalla contra el Elche 2-2 el Valencia CF no volvió a empatar un encuentro hasta el primer partido de la temporada 64-65 ante el Murcia. Treinta y cuatro partidos de la competición de Liga, un record no igualado y que le ha dejado a día de hoy, como el único equipo que estuvo toda una temporada la 63-64 ganando o perdiendo sus partidos, sin conocer el empate. Los apostantes a las quinielas tuvieron que jugar con un dado sin X cuando lanzaban al aire su apuesta con el Valencia en el casillero. No sé si a ustedes se les ocurre una explicación ante tan inusual hecho o son partidarios de la teoría decimonónica "caprichos del destino". La magia del fútbol hace acopio de datos y estadísticas para que la lógica impere sobre el azar, sin embargo mis conjeturas ante tan excepcional circunstancia diacrónica, me han llevado a buscar una causa al enigma. Con ese trance he vagado escaleras arriba buscando los vomitorios durante años con la inquietud de que alguien, de entre los muertos, destape la incógnita. Este es mi relato, ayúdenme.

En el verano de 1963, en pleno boom turístico, el ministerio de Información y Turismo lanzaba el slogan publicitario "España es diferente". El Valencia CF debió captar la esencia del mensaje y dejó para la posteridad su peculiar manera de contribuir al Régimen, que en pocos meses iba a celebrar los XXV años de paz. Nuestro debut en Liga, presagiaba un halo de nubarrones misteriosos. Era un sábado 14 de Septiembre contra el Barcelona en Mestalla; una tromba de agua dejó el campo impracticable y la tormenta fundió el alumbrado eléctrico. El partido fue suspendido, no hubo goles. Se repitió íntegro un día 13 de noviembre, con el resultado de 0-2. La siguiente jornada en Mestalla, tras el partido suspendido contra el Barça, supuso la primera ocasión de enfrentamiento contra el Levante UD en Primera.

Mi maestro, el Sr. Goñi, navarro y amante del fútbol daba clases de repaso a últimas horas de la tarde. Los lunes me convertía en alumno ejemplar. El resumen del partido de la jornada liguera por televisión, suponía un acicate suficiente para resolver con destreza cálculos matemáticos que alimentaran mis piernas para salir de estampida hacia casa. No era para menos ver en la delantera a Héctor Núñez, Waldo y Sánchez Lage, un triángulo americano, y la guinda de un valenciano, Guillot. Aquella plantilla tenía como guardameta titular a Zamora, hijo del legendario portero internacional Ricardo Zamora. Era un mocetón con una planta y facciones más propias de galán del celuloide que de jugador de fútbol. Con ocasión de una entrevista que le realizó mi hermana para una revista fallera, Festividades, llegaron a casa varias fotos grandes, alguna dedicada, para su publicación. Como portero, supo darnos a los valencianistas buenas dosis de suspense al alternar acciones brillantes con lapsos intempestivos con sus manos y pies.

Una noche de aquel mes de noviembre, mientras hacía los deberes del curso de Ingreso, sonó el teléfono, John F. Kennedy acababa de ser asesinado en Dallas. Aquel año del 63 daba sus últimos suspiros y con él se llevaba, entre otros personajes públicos, a el Papa Juan XXIII, J. Cocteau, Edith Piaf, Cernuda, Aldous Huxley; habían llegado a nuestras pantallas "Con faldas y a lo loco" de Billy Wilder, "Los Pájaros" de A. Hitchcock o el estreno del "El Verdugo" de Berlanga. El Valencia acababa un año más con el trofeo de la Copa de Ferias en su vitrina. Los empates no llegaban, pero sí más derrotas. Con el inicio del año 1964, nuevo entrenador, Mundo sustituía a Pasieguito; el equipo prosiguió su racha de no empates, aunque mejoró el número de victorias. En la clasificación final quedamos en sexto lugar a 14 puntos del campeón R. Madrid. En la Copa del Generalísimo, en dieciseisavos tuvimos un enfrentamiento fratricida, contra el filial CD Mestalla. ¿Alguna duda sobre resultado tan incierto?... No hubo empate. Aunque este llegaría contra el Betis en cuartos: 2-2 en Sevilla. Disputamos nuestra tercera final de la Copa de Ferias y perdimos contra el Zaragoza 2-1 con un arbitraje más que polémico, tromba de agua incluida. El Valencia de la temporada sin X estaba formado por Zamora, Ñito, Piquer, Quincoces, Mestre, Vidagany, Arnal, Chicao, Paquito, Roberto, Sastre, H. Núñez, Cabello, Mañó, S. Lage, Guillot, Waldo, Ribelles, Urtiaga, Suco, Ficha. También llegaron a jugar Martinez, Verdú, García Verdugo, y Totó. Aquel año del 1964, España ganaría a la URSS la final de la Copa de Europa, con gol de Marcelino, se celebrarían las Olimpiadas de Tokio sin opción a ninguna medalla de la escasa delegación española, los Beatles triunfaban al igual que la minifalda, y llegaba El Gatopardo de Visconti. Eduardo Cubells, al que tan excelente homenaje se ha realizado estos días en ultimesvesprades, se nos fue para siempre.

El 13 de Septiembre de 1964, prácticamente un año después de aquella tormenta que azotó Mestalla y nos dejó sin luz artificial, Valencia y Murcia firmaron la igualada en la Condomina. El record atípico continúa en las estadísticas de la Liga. Un misterio del medio azar de este juego de competición en los 90 años de historia del Valencia CF.


Alfredo Cardona
Socio del Valencia CF
·

7 comentaris:

Valencia y che ha dit...

Lleva camino de igualarlo el Sporting de Preciado esta misma temporada. Estuvo a punto de romper la estadística el domingo, ante el Valencia, pero por suerte para nosotros, Mata se sacó el zapatazo que nos dió los tres puntos al final del partido. Así que, estaremos pendientes de si se rompe el record.
De momento el Sporting lleva 11 victorias, 19 derrotas y ningún empate

Anònim ha dit...

grande Alfredo. Toda una crónica de un atípico año. Ese año se casaron mis padres...y murió mi abuelo.

BT

Anònim ha dit...

Curiosa campaña. Me enteré hace poco de este registro tan particular. Por edad no controlaba esos años. Relato completo, Alfredo. Siempre me he quedado con las ganas de ver alguna imagen de la famosa final contra el Zaragoza del 64.
Born in 1960

Anònim ha dit...

Excelente crónica, Alfredo!

V. Chilet

Anònim ha dit...

De la famosa final del 64 sé lo que me contó mi padre. Fue en moto a Barna, 24 de junio. 8 horas ida y 8 horas de vuelta. Una Isso. Para mi viejo no era el portugués Campos...era el fill de puta Campos. Saltaron al campo a romperle la cabeza pero los grises no les dejaron. Una pena.

Es la final con menos literatura de la historia del club y sin embargo tiene un trasfondo muy potente. Durante muchos años la primera y única final de la Uefa/ciudades en feria jugada en campo neutral y en partido único. Y algo poco comentado: la primera vez en Europa que un mismo equipo juega por segunda vez una final con otro equipo de su mismo país. Y la sospechosa presencia de Campos: impedir que el VCF repitiera en esa competición el mismo monopolio que el Madrid había ejercido en la Copa de Europa.

Pregunta para profesionales: ¿cuántos equipos europeos han jugado 2 ó más finales consecutivas en Europa en dos momentos históricos distintos? No deben ser muchos: el Madrid, el Valencia, el Inter, el Milan...y pocos más. Ni siquiera el Barça.

BT

Anònim ha dit...

más: El Anderletch, la Juve, el Liverpool. El Barça también (59, 60, 61 y 91,92.

En total, salvo alguna omisión, sólo 8 equipos:

Madrid, Barça, Valencia, Milan, Inter, Juve, Liverpool y Anderletch.

BT

Anònim ha dit...

9: el Ajax también.

BT